Loading...

viernes, 10 de junio de 2011

INDY 500, EL CENTENARIO DE UNA JOYA DEL AUTOMOVILISMO.


Por: Juan Luis Molano Galeano.

Ilustracion de las 500 millas de indianapolis.
Las 500 de Indianápolis son sin lugar a dudas, una de  las carreras que todo piloto quiere ganar, siendo ese tipo de carrea que es capaza de glorificará la carrera de un piloto. Una carrera que junto al GP de Mónaco y las 24 horas de lemans son las tres joyas  más valiosas que forman, lo que se conoce, como: la triple corona del automovilismo. Un término que hoy  es cada vez menos usado, la cual solo un hombre ha logrado conquistar en toda la historia del automovilismo, ese hombre es; Graham Hill. Hoy día las 500 de Indianápolis siguen siendo una carrera, que glorifica a todo aquel que la gane y pone su nombre en lo más alto de la historia del deporte motor.



Carl G Fischer, dando una vuelta con los periodistas por la pista antes de terminarla en 1909
Las 500 millas  nacen en uno de los circuitos más antiguos del mundo. En los primeros años del siglo 20  un empresario, entusiasta  por la automoción y con negocios en los bienes  raíces,  Carl G Fischer. Este hombre no solo construyo la leyenda de Indianápolis, o  grandes autopistas en los estados unidos, fue el que se considera el primer propietario de una agencia de autos en los estados unidos. Carl G Fischer junto a otros importantes Hombres de negocios  propuso una pista de pruebas donde se pudiera andar a velocidades espeluznantes para la época, tal y como se evidenciaba en  la joven Brooklands en el Reino Unido, la cual es la primera pista  permanente del mundo y que apenas cumpliría  dos años en funcionamiento, para cuando Indianápolis Motor Speedway inicio operaciones. Fischer para poder hacer su idea realidad debía encontrar un sitio donde su pista de ocho kilómetros de longitud tuviera cabida. Buscando encontró  un   terreno adecuado de unos 328 acres, lo que lo hacia lo suficientemente grande como para ejecutar  el proyecto. Pero Fischer sabía que no tenía el dinero como para hacerlo solo, ya que el tan solo comprar el terreno costaría 72 mil dólares. Por ello, convenció a tres socios para que fueran participes del proyecto. Fischer consigue  tres socios para financiar el proyecto, estos fueron: James Allison, Frank H Wheeler, y Arthur C Newey. Fischer  y sus socios compararon el terreno y en menos de  un año tuvieron listo al Indianápolis Motor Speedway.  Para su construcción 500 trabajadores y  y 300 mulas se necesitaron para construir el ovalo que se vio reducido su longitud, para dar acabada a  todas las instalaciones, que comprendían este complejo. La primera competencia que dio cabida aquel fue un evento de Globos de aire que partieron de allí, luego se celebraron carreras de motos, de la federación americana de motociclismo.



Ray Haurun
La particularidad  de  Indianápolis se caracterizaba, por estará recubierta de  ladrillos, ya que  Fischer y sus socios pensaron en usar ladrillos para pavimentarla. Pasarían dos años para que se  inaugurara la carrera que  supo convertirse en una de las joyas más preciadas del automovilismo deportivo, las 500 millas de Indianápolis. La primera edición de las 500 de Indianápolis se largo en 1911,  aquella carrera inaugural seria ganada por Ray Haurun. Un legendario piloto norte americano que era un habitual competidor de la seria de carreras triple AAA.  Un acrónimo de asociación americana de automovilismo. Un club nacido en 1902 debido al déficit vial de los estados por ese entonces, un déficit  de vías adecuadas para el automóvil que era general a nivel mundial. Aquel club oficializaba la prestigiosa copa vanderbilt Hauron  gano la primera  competencia con su Marmon Wasp. Un coche que diseño con el beneplácito del mismísimo Howard C Marmon, creador de esta marca. El Marmon era un coche totalmente distinto a lo acostumbrado por ese entonces,  era un monoplaza con un diseño que pensaba bastante en la aerodinámica, teniendo en cuenta la aerodinámica para 1911. El coche contrario a lo de entonces era un monoplaza y contaba con un  aditamento, mínimo pero relevante que para cualquiera sonaria algo un poco absurdo de entender la importancia que tuvo en esta  primera victoria, el espejo retrovisor.  Pasadas más de seis horas y media y con un promedio de  unas  74 millas por hora, el Marmon Wasp amarillo numero 32 de Hauron gana la carrea,   llevándose  14 mil dólares en premios, y  el honor de haber sido el pionero en 100 años de éxito y leyenda de esta  carrera.
                                                             
                                                                                      

Louis Meyer
Aquellas primeras ediciones eran cencidas como a Sweepstakes 500.  Así fue conocida por años, para 1912 se pasaron de 40 carros a unas inscripciones limitadas a 33  coches por carrera.  Durante 1917y hasta 1914 solo participaban treinta coches, aunque a partir de 1915 se puso en regla la norma de los 33 coches. Una norma puesta por la Triple AAA, por mera seguridad en el ovalo. Aunque ha habido  años en donde esta norma no se ha cumplido, y se ha aumentado el número de participantes. Aunque por norma general solo treinta y tres entran. Ello hace  que entrar a las quinientas de Indianápolis sea toda una hazaña. Año tras año  son muchos los que se presentan, pero  deben ganarse su puesto. Otra cosa particular de las 500 millas   es el carb Day. Es el último día de prácticas, donde los pilotos están en pista de 11  a  1 de la tarde, además  de ser el día  en que se ultiman los detalles de puesta a punto.  Ese día también se organizan conciertos y demás para el público. Ya que el Carburation Day se hacía históricamente para cuadrar los carburadores y poner  a punto el auto. En Indianápolis la victoria no se celebra con Chanpagne ni podio, se hace al más fiel estilo americano en el victory laine, con una botella de leche. La tradición nace haya por 1936 cuando Louis  Meyer, un piloto americano  que fuera el primeros en lograr el   hito de ganara tres veces en el Brickyarad, el era conocido como uno de los mejores mecánicos que había por ese entonces en la tierra de las oportunidades,  el probaba sus coches, pero nadie le veía un futuro brillante como piloto.  Así que  se inicio en Indianápolis como un piloto suplente, para en 1928 ganar su primera victoria en las 500, algo que  repetiría en 1933 y 1936. Su  carrera se volvió legendaria, con tres victorias en Indianápolis varios títulos de la asociación triple, y el honor de haber marcado historia en Indianápolis, con sus tres victorias y  con la tradición que hoy es legendaria, beber leche una vez se conquista la victoria.

el trofeo Borg warner junto a sus creadores.
El hizo popular en 1936 esta tradición  cuando al celebrar su tercera y última victoria en Indianápolis bebió leche, bueno era suero de leche. Sus hijos  se convirtieron en afamados preparadores.  Las 500 también fueron conocidas por un trofeo bastante particular, pero  a su vez bastante popular, el trofeo Borg Warner. El trofeo Borg Warner  era un trofeo que entro en vigencia en los años treinta, luego de que Borg Warner encargara este diseño a una compañía llamada Groham INC, este trofeo incluye el rostro de los campeones de las 500 millas, pilotos como: Aj Foyt Rick Mears y el legendario Ray Hourun han sido algunos de los que han podido poner su rostro en este trofeo. En el rostro de cada piloto se ponen datos, como la fecha  de  su victoria, velocidad promedio. El Borg Warner lleva el rostro de cada piloto en una organización estilo ajedrez. Curiosamente el año en el que el Borg Warner debutaba en la Indy, Meyer ganaba su tercera y últimas 500 millas de Indianápolis, imponiendo la tradición de la leche.  Se dice que Meyer comparaba ganar el joven trofeo Borg Warner, con el honor y el júbilo con  que un deportista olímpico recibe una medalla olímpica.  Desde los años 90 se  entrega una réplica a los pilotos. El Borg Warner es una de las señas más claras de identificación de las 500 de Indianápolis.  En Indianápolis al igual que en otras categorías, la participación de mujeres pilotos ha tenido cierta  concurrencia, aun cuando la primera  mujer que participo en  Indianápolis, no participo sino hasta 1977. Janeth Gutrie una mujer  que antes de ser piloto había conseguido graduarse como ingeniera aero aeroespacial, empezó su carrera en  la  SCCA (Sport Car Club Of América) corriendo con un jaguar, pero no tardo en profesionalizarse.


Janeth Guthrie, y su monoplaza.
Antes de inciar  su carrera en Nascar  e Indy, corría en autocross, subidas de montaña, y carreras de autos deportivos, incluso coerrio las 12 hoas de Seebring .  De hecho escribió un libro llamado, “janet Gutrhie  life a Full Of Thorholle” un libro donde cuenta todas  sus vivencias. Pero aunque ella fue la pionera no fue la  ultiama. Tan solo siete mujeres han hecho  parte de las 500 millas, ellas han sido Lyn St James, ella corrió por primera vez en las 500 en 1992  término entre los once primeros. Lo interesante de esta piloto, es que corrió por primera vez en Indy a la por 1992  y lo intento varias  veces más a una edad en la que muchos pilotos ya se habrían retirado, a los 45 años.  James logro lo que hasta entonces  no había logrado ninguna  mujer había logrado hasta entonces, terminar entre los once primeros. Solo superado por dánica Patrick que ha sido la única que ha liderado en Indianápolis. En las 500 hubo una época en donde  si se quería ganar  debías correr en un Monoplaza de disposición FR (tracción trasera motor delantero)  aquellos monoplazas con motores Offenhauser de  cuatro cilindros dominaron de 1947 a 1964 las 500 millas todas de manera consecutivas. Solo hubo un equipo que pudo ir y ganarles, con un esquema de auto completamente distinto lo que ellos corrían. El Gran Chapman  llevo a su inseparable piloto Jim Clark, con  un monoplaza netamente europeo, más que europeo puramente Chapman.  Clark ya había intentado en múltiples ocaciones, hasta que en 1965 el lotus 38 y el escoces volador cortaron la racha de victorias de los Roadsters y del Offy, como   era conocido el motor  Ofenhauser. El Lotus  38 era todo lo contrario a los autos americanos
Ilustracion, de Clark y su Lotus en Indianapolis.
 Aquella edición 1965 seria historia para las 500, solo se rompería la hegemonía de los Roadsters con motores Offy (así llamaban a los Motores Offnhausser),  además de que un europeo volviera aganar las 500 luego de años y años de dominación americana, también sería el año en que la s 500 serian televisadas para todo el país. El Lotus 38 era el esfuerzo definitivo de una aventura, que había iniciado en 1962 cuando chapman fu haber las 500 y como corrían allí. Copper y Brabhan ya habían llegado allí   unos años antes, sus competidores tan solo se burlaban de el coche con motor trasero pero haber clasificados tercero  y terminado 9, fue  suficiente para cerrar las bocas de aquellos que pensaban que  aquel coche era un juguete para Indianápolis. Jim Clark  compitió por primera vez en  1963, consiguió la pole pero termino segundo,  Lotus Corría con el apoyo de Ford, el Lotus 29 fue el `primer coche con n el que Lotus incursionaría y ganaría allí en  Indianápolis en 1985 cortando así la hegemonía de los Roadsters. El motor del Lotus 38  era el inconfundible Ford V8 a 90, de 500 caballos  y 4195 CC. El Némesis declarado del Offenhausser que aunque era un cuatro cilindros a penas estaba 80 caballos por debajo del Ford. Offenhauseer gano algunas ocasiones más en hasta mediados de los 70.   
                                                             

Rick Mears, celebarnsouna e sus cuatro victoria es indianpolis
En fin, las 500  millas es  y será una de las carreras, que todo piloto debe correr, y por la cual se lucha año tras año para hacer parte de los 33  afortunados, preo más  allá de eso es  la oportunidad de largar, y de pisar el Bryckyard, de poder convertirse en una leyenda, así como Aj Foyt, o Rick Mears y   Emerson Fitipaldi.  Las 500 son una carrea con tanta historia que con lo que escrito es apenas una introducción a un historia, tan rica e interesante. En donde pueden pasar suceos, como: el trompo de Danni Sullivan. Danny Sullivan, es un ex piloto de F1 y CART. Compitió en la F1 con Tyrrel en 1983, termino  5 en Mónaco, sien este su, mejor resultado. Para 1985 corrió con Penske, fue con el equipo del capitán con quien ganaría  su única victoria en Indianápolis, lo que hace a esta victoria única fue el hecho de que Sullivan iba tratando de rebasar a Mario Andretti, sufrió un trompo entre la curva uno  y dos, lucho hasta el final y gano la carrera tres años más tarde ganaría el c campeonato de la Cart con Penske. Otro final dramático fue el que vivimos en esta edición donde JR Hildebrand estuvo cerca del selecto grupo de  novatos que han ganado en su primer intento en las 500, pero en la última curva, choco y se fue arrastrando su rueda delantera derecha, siendo a delatando por Wheldon que gano en los últimos instantes, de una carrera que tuvo unos últimos giros de infarto. En conclusión,   las 500 millas son por derecho propio  uno de los tres tesoros más preciados del automovilismo deportivo.


Imagenes: Google Imagenes.

Viideos: Youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario