Loading...

sábado, 10 de diciembre de 2011

LA CARRERA PANAMERICANA: UNA CARRERA UNICA EN SU TIPO.


 Por: juan luis molano Galeano.

un clasico coche americano, cruzando la dificil Ruta de la panmericana.

La carrera Panamericana es una de esas clásicas carreras que  cruzaban  un país atreves de sus carreteras, así como la Mille Migllia o la  Targa Florio.  Carreras donde los mejores de todas las categorías y disciplinas se daban cita junto con los mejores fabricantes del mundo en estas competencias, y donde salían ríos humanos a las carreteras  a verles Competir, durante arduas jornadas contra el reloj, la geografía y las mismas machinas.

McGriff con su Odsmobile rumbo a la conquista de la panamaericana.
                                                               La carrera        panamericana         nace         en      1950   como   un    incentivo para aumentar el turismo en el país azteca,  por la que por ese entonces era una recién estrenada carretera panamericana. La idea era recorrer  poco más de 3000 kilómetros desde la frontera con estados unidos hasta la  frontera con Guatemala. Esta era organizada por  enrique Martin Moreno. Junto a la AMA asociación mexicana de automovilistas. El ama  es el Touring and automóvil  club mexicano de entonces, ellos fueron quienes organizaron la carrera panamericana podrimos decir original, que tan solo se realizo en 5 ocasiones de 1950 a 1954.  La edición de 1950 se había planificado para seguir la ruta   que se extendía para esta edición, desde   ciudad Juárez hasta la población del ocotal. La carrera Panamericana a era muy distinta y exigente a comparación de  carreras similares en Europa,  la geografía mexicana era inclemente con las tripulaciones, las machinas y la organización de los equipos.  Sus cambios de altura al nivel del mar a lo largo de la ruta, junto con el evidente y severo cambio de temperatura   que proporcionaba la ruta hacían que muchos  se pronunciaran sobre su exigencia, y dijeran que mezclaba  cosas de las grandes pruebas europeas en una sola competencia.  Los primeros en sufrir estas adversidades eran las mecánicas. Que con los drásticos cambios de temperatura  y altura salían fulgurantes y briosas de la largada y en los puntos neurálgicos y complejos que proporcionaba la geografía mexicana, se veían motores adoloridos, sonsos y con claros problemas con la carburación y puesta apunto.se decía que para evitar la agonía mecánica de los coches cada determinado kilometraje  se hacia un ajuste de encendido, carburación, y   bujías.  De hecho cuando la prueba llegaba su punto más alto y frio, unas bujías de mayor temperatura fueron la salvación para muchos, mientras aquellos que se negaron a usarlas sufrían las penurias de su decisión.

Piero Taruffi parado junto a un Alfa 6C 2500.
La primera competencia se largo en 1950 contando con un número interesante de  participantes con 32  inscritos.   La victoria fue para Hershel McGriff, con 27 horas y 34 minutos de competencia a bordo de su Oldsmobile  88 a una media de 142 KM/H. En aquella primera edición la participación europea no era mucha, así que los fabricantes norte americanos dominaron, dándole la vitoria a Mcgriff. Mcgriff es u veterano piloto norteamericano, corrió en Nascar por décadas obteniendo cuatro victorias de la serie Grand National incluso tuvo una participación en Le Mans en 1982 además de competir en Australia y en una de las carreras de exhibición de Nascar en Japón. Su carrera como piloto se mantuvo activa hasta el 2002 con más de 70 años a sus espaldas y muchos kilómetros en el odómetro. Se dice que los 17. 000 dólares que gano en la panamericana  financiaron sus inicios en Nascar.la panamericana ofrecía una dificultad más que las ya planteadas por su geografía, los pilotos y equipos debían hacer frente al abrasivo asfalto entre mezclado con ceniza volcánica que metro a metro devoraba las llantas de manera aterradora. Aquella primera edición que cruzo e país desde ciudad Juárez en hasta los  limites con Guatemala, vio como las cuatro primeras posiciones eran para coches americanos en una primera edición que no atrajo en gran medida a las marcas europeas, como si lo haría  e años posteriores. El mejor coche europeo  clasificado era el Alfa de  Felice Benetto. Benetto era un veterano piloto por ese entonces con unas dos décadas de carreras encima, por aquellas épocas era  un especialista en Hill Climbs y carreras de   carretera como la panamericana, carrera en la que v perdería la vida en 1953 en  su penúltima edición. Colombia tuvo su cuota de participación en la panamericana. Juan Riu, asiduo corredor y uno de los fundadores de club los tortugas en Colombia, Arcesio paz (fundador de la harinera del valle, quien corrió la quito caracas, terminando 17 en la carrera mexicana) los hermanos Marín y  el piloto Gabriel herrera. (Los Marín terminaron en la posición 29 y Riu en la  posición 33, mientras que Herrera no termino).



Teresita panini abordo de su Alfa  Romeo
Para 1951 las marcas europeas serian más fuertes y Ferrari aparecía   con su 212 inter para llevarse el triunfo en la joven, pero interesante carrera  que cambiaba su recorrido, partiendo de Tuxla Gutiérrez ha Juárez. La organización decidió dar este cambio debido a que no habia capacidad hotelera y  de atención a: pilotos, periodistas, mecánicos, organización y personal involucrado para la carrera era inadecuado. La Panamericana se corrió en 9 etapas en días de  dos etapas o de una etapa. En los de dos se daba un descanso de una media hora para reabastecer combustible y demás. Aquel año Ferrari y su inter 212 aparecerían con Piero Taruffi y Luigi Chinetti como los elegidos para llevar   el 212 inter. Este  era V12, un motor de 2.56 litros 150 HP con caja de cinco cambios y unos 1250 kilos de peso, aunque no era tan de serie como las unidades americanas de otros participantes. Taruffi un piloto realmente único, era uno de los grandes exponentes de su entonces, Taruffi que aunque solo ostenta una victoria en F1, era conocido el Zorro plateado como era conocido por su prematura y característica cabellera blanca y por su estilo de manejo. Taruffi es el único piloto que triunfo en los tres clásicos de carretera, ganando la panamericana en el 51,  la Targa Florio en 1954 y  la mille migllia en 1957. (Curiosamente la última edición de  esta clásica carrera en donde el Marqués de Portago y varios espectadores perdieron la vida) Taruffi fue famoso por sus records de velocidad, cuando se retiro a finales de los cincuenta   escribió su obra publicada a principios de los 60, la técnica del automovilismo. Tauruffi murió en 1988 a los 81 años de edad. Tras los Ferrari los seguían las tripulaciones americanas en coches americanos. Taruffi y Ferrari habían bajado de manera descomunal el tiempo de  competencia, de poco más de 27 horas y media logradas por McGriff y su Odsmobile 88, se paso a poco más de 21 horas para cubrir los 3,300 KM.  Hay que destacar que el cuarto puesto fue logrado por el que sería el piloto más joven en ganar las 500 de Indianápolis, Troy Ruttman.


el publico desbordado al orilla del camino.
Aquella edición es recordada  por  la increible  cantidad de público que comprendía el recorrido, los Guardarails pasaban de ser de acero, a ser humanos.  La panamericana exigia coches de serie de cuatro pasajeros haciendo obligatorio el uso de casco y cinturones de seguridad. Aquella panamericana es  recordada por ser  una edición  accidentada y fatal, además de tremendamente dura con los coches. La primera y segunda etapa  de nueve a disputarse estuvieron plagadas de accidentes, el mexicano “el Che estrada menocal”  murió en una primera etapa  junto a su copiloto. Estrada Menocal era uno de los ases mexicanos al y igual que José Antonio Solana. Mientras  muchos pilotos experimentaban lo compleja y extenuante que era la panamericana, encontrándose con choques, y fallas mecánicas.  La segunda etapa no parecía cambiar, siendo en esta donde fallecería el  empresario de origen italiano  carlos panini. Panini fue  el fundador líneas aéreas  Panini, y se dice que fue el primer hombre en hacer  un vuelo en avión ligero, en 1927.   El hombre de negocios corría  con su hija  Teresa o Teresita como muchos le conocían.  Teresita aparecía en la inscripción como la piloto con diecisiete años de edad y su padre como el copiloto, pero  en esa etapa  de Oaaxaca a puebla, extrañamente era él quien pilotaba.  En ese momento un muy joven Bobby Unser a bordo de un jaguar se encontró  el coche de la dupla del emprendedor  de la aviación, como en toda competición  si un coche estorba debe darle paso y la panamericana no era la excepción. Los pilotos sabían que en tal caso había que aflojar y hacerse a un lado, según cuenta Unser intento rebasarlo en incontables ocasiones pero este no se dejaba y simplemente lo bloqueaba. Aunque los coches salían separados, los duelos en medio de las etapa eran moneda común en el recorrido de la carrera. En uno de esos inentendibles intentos de “no me dejo pasar” por parte de Panini sucedió la segunda tragedia de la  competencia. Unser en su ya desesperado afán por adelantarlo   lo intento por la izquierda, acelero su jaguar y arremetió hacia el Alfa Romeo 6C  2500 SS de Panini, pero mientras  trataba de ejecutara su maniobra  y los sonidos de las machinas europeas se fusionaban, el coche de Panini  toco  el guarda barro derecho  delantero del Jaguar a un promedio de velocidad, que por lo que cuenta el Piloto Estadounidense  era de unos  140 kilómetros por hora.  Un  Bobby Unser  joven pero talentoso recobro su coche mientras Panini  en un arrebatado contra volante enfilo el coche, ya no al desfiladero. Ahora lo enfilaría contra una piedra provocando una escena que seguramente fue tan espectacular como  espelúznate y lamentable en aquellos instantes. 


Karl Kling  en su alas de gaviota.
 Aquella colisión   término con la vida del acaudalado empresario, aparentemente él pilotaba debido a que su hija estaba muy enferma.  Sin embargo, y aun pese a  la tragedia Teresa  sobrevivo al accidente, tras el hecho la carrera continua.  La carrera se hacía  realmente difícil de los 91 autos, apenas pudieron terminar unos 35 coches.   Para aquella a edición resalto la participación de pilotos como taruffi, Ascari, Bracco o Chiron  todos baluartes del volante en ese entonces, perdurando su leyenda hasta entonces. Pare el 52 las cosas cambiaron, el reglamento cambio y se dividió en standards y  sports.  En la división Sport aparecieron las grandes marcas europeas. Aquel  año mercedes   y sus alas de gaviota dispuesto para la ocasión, participaron capitaneado por el  inconfundible Alfred Neubauer. Neubauer  podría considerarse el padre, de  muchos  de los  procedimientos de gestión de  un equipo de carreras profesional de alto nivel, él fue el promotor  de algo tan común como la comunicación entre piloto y equipo en boxes durante la carrera. , Para  nombrar a una de las tantas cosas en las que Neubauer innovo como jefe de equipo.   Karl Kling se encargaría de vencer  a bordo de sus 300 alas de gaviota. Kling  fue una de las estrellas de Mercedes Benz en los 50, justo este éxito en la panamericana hacia parte de una carrera que apenas florecía para el alemán, que luego tras lo sucedido en Lemans 55 heredaría el puesto de un saliente y legendario Alfred Neubauer. Kling  cruzo la meta con unas extrañas barras metálicas en el panorámico de su bello mercedes, según cuentan se debió a que en medio de la ruta un ave carroñera conocida como zopilote choco  contra el vidrio, así que decidió solucionara otro posible encontrón  de este tipo con barretas en el panorámico. La exigencia de la panamericana no evito que  el tiempo bajara a  poco más de 18 horas, y que King llegara a velocidades punta de 218 kilómetros por hora, una velocidad  escandalosa para entonces, teniendo en cuenta que el que más se le igualaba al auto alemán era de 185 por hora. Unas velocidades que aunque hoy día no llamarían mucho la atención en nuestro deporte si lo hacían sobre manera en aquella época.







publicidad de Porsche por su victoria de clase en la panamericana
La panamericana comenzaba hacerse una cita infaltable para los pilotos y marcas de alto nivel, ya que perteneció al calendario del mundial de marcas. Así que la organización aumento el número de categorías para recibir a más  participantes. Las categorías se dividían en sport internacional, turismo internacional, sport hasta 1600cc y turismo especial. Aquella carrera  atrajo a lo mejor de dos continentes, por un lado Europa venia con sus mejores volantes,  venían: el ganador de 1951 Piero Tarruffi, Fellice bonneto, castelloti  entre otros pilotos del viejo continente, de gran talla. América llevaba a los mejores pilotos de los estados unidos que como ya era costumbre se aparecían en cada edición de la aun joven competencia.  Mientras que México ponía  sus mejores armas,  oriundo de argentina llegaba el  gran chueco de Balcarce de la mano de Lancia, a bordo de un D24. Porsche junto con Kling y Hermann aparecían abordo de sendos y rápidos Porsche 550 spyder, a los que hay que sumar un fuerte contingente de 356  en manos de pilotos privados. Ferrari y sus 375no les facilitaban las cosas sumados a los Gordinis en los cuales estaba inscrito el gran Jean Behra.  Con la armada europea lista todo daba para esperar a una carrea realmente espectacular valedera por el mundial de marcas. Los americanos tampoco se iban a dejar ganar así de fácil, encuadrados entre los turismos especiales  se presentaban casos de grandes coches americanos que rebasaban los 200 KM/H de punta. Pero era inevitable la lucha estaba entre los poderosos Lancia, y los Ferraris. Los 550 Spyder hicieron lo suyo en su categoría con pilotos de guatemal y argntina obteniendo el uno,dos.  La mejor Ferrari era la de Umberto Maglioli que se enfrentaba  a un Fangio que  iba tercero tras sus dos  compañeros, Taruffi y Bonneto. La lucha entre estos era a muerte, etapa a etapa a hasta que la desgracia llego en la más mortal y trágica edición de la panamericana. Antes de  lo sucedido con Bonetto el auxilio y tal vez imprudencia de un grupo de espectadores que atendían un coche que se había salido de la carretera,  causaba que en ese momento el coche que había salido tras él  los arroyara,  Dando como resultado el fatal resultado de seis personas muertas. La decisión del gobierno fue la de dictaminar medidas totalmente exageradas para controlar al publico por parte de la policía y el ejército. Taruffi y Bonetto seguían  luchando etapa a etapa  hasta llegar a la etapa que de ciudad de México conducía a León, allí en medio de la batalla de los dos italiano Bonetto choca aparatosamente contra  una montaña, su coche queda  totalmente destrozado  en medio de la vía.



el Lancia D24 de Bonetto después del  fatidico accidente.
Taruffi  apenas lo puede esquivarlo, y  saca su D24 fuera de la cinta asfáltica.  Pero al  hacerlo rompe su suspensión. Bonetto si autoridades que lo auxilien con prontitud muere de inmediato en  su lancia que quedo en la población de Silao, esperando durante largos minutos a que alguien retirar su cadáver de entre los retorcidos hierros de su Lancia D24. La prensa atacaba con todo lo que tenía  a la panamericana que era vista como algo realmente peligroso. Tras ello Magiolli  se enfrentaba al nuevo líder, Fangio. Pero su 375 boto uno de sus neumáticos   a 200 KM/H, aunque logro  salir ilesa la suspensión, y demás partes del coche terminaron en total estado de inutilidad. Así que  Maglioli hizo algo muy común por aquellos tiempos, paro a su compañero, y siguió en el coche de su coequipero. Mario Ricci. Aunque la organización le dijo que continuaría con el tiempo del inscrito en ese coche y no el suyo. El problema era que Ricci iba al menos con dos horas de retraso, Umberto Maglioli salió  fiel al refrán ingles de “Pedal To the metal” aunque gano cuatro etapas más y marco excelentes tiempos no pudo  con la diferencia y fangio ganaba una carrera donde no gano una sola etapa, en Lancia ya habían hablado y dado sus órdenes a sus pilotos así que la victoria era para el argentino. Tras lo sucedido en esta edición y los accidentes de competencias anteriores la panamericana pasaba de ser  una competencia sumamente dura a una competencia mortal. Para 1954 se realizaría la quinta y última edición de este evento automovilístico,   dividida en cuatro  divisiones: Sport mayor, sport menor o chico, turismo mayor, turismo menor o chico y turismo europeo. En la sport mayor los Ferrari dominaban aunque no había auspicio de fabricantes, Maglioli había vuelto con un 375Plus, mientras el gobierno de costa rica inscribió un Pegaso Z102. Entre los coches americanos lo mejor de estados unidos se reunía  incluso el que sería el campeón mundial de 1961 de F1, el gran Phil Hill disputaba la competencia, por aquellos años  Phil Hill se hacia una gran reputación en los coches sport en su país.   Además de Hill,  pilotos habituales de Indianápolis, Pikes Pike y demás categorías americanas se unían  a la competencia.




Phil Hill a bordo de su 375 plus, con la que llego segundo en la panmericana de 1954
Aquella edición termino con  Maglioli como ganador con un tiempo de 17 horas ,4 minutos  y 26 segundos. Con Phil Hill  en la otra 375 terminando en segundo lugar  a: 18 horas  y  4 minutos de Maglioli.  El Pegaso de palacios brindo lucha hasta que sufrió un fuerte accidente que casi liquida a sus tripulantes Aquella edición seria la última. El gobierno analizando lo letal del trazado, y lo sucedido en Le Mans 1955, donde hubo más de ochenta muertos, luego de que Pierre lavegueh   chocara contra  el Austin Haeleay  de Lance  Macklin, quien evitaba desesperadamente la  inesperada entrada de Hawrtom a boxes, catapultando a Lavegh  hacia la tribuna. Así las cosas  el gobierno quien facilitaba todo para organizar la carrera Panamericana  cancelo la misma. Aquella competencia que alguna vez reunió ríos humanos de gente, apostados a lado y lado de la vía había desaparecido y pasarían décadas para que un evento semejante surgiera. Más de tres décadas pasaron hasta que surgió la idea de volver la panamericana ala vida. Eduardo “Lalo”  León, fue uno de los  gestores de revivir la panamericana. Y había hecho  algunos eventos evocando la esencia de la carrera.  Para  finales de los 80, León y su equipo hicieron lo impensable, resucitar la panamericana después de más de tres décadas desde su cancelación. Sin embargo, León lucho como todo buen promotor de automovilismo, por conseguir los permisos ante los entes gubernamentales y finalmente lo más complicado, el apoyo gubernamental y de los sponsors. Aunque no fue fácil en 1988 largaba la primera edición de una panamericana resucitada, que aunque se basaba en parte de la estructura original de la panamericana, había sido cambiada  para hacerla viable  y perdurable en el tiempo.  La panamericana  se corre como un rally histórico  y se organiza como tal, con la diferencia que es una carrera de velocidad y no de regularidad. Aunque  como en un rally común y corriente se divide en enlaces y tramos de velocidad y se les da a los participantes sus libretas de ruta. La actual panamericana  se divide en cuatro grupos y 9 categoría, las cuales son: grupo de coches panamericanos, que va  de: turismo de producción, Sport Mayor, Sport Menor. Grupo de coches históricos, que se divide en: Histórica A,  Histórica A Plus, histórica B, histórica C. y coches de exhibición. En  el primer grupo se encuadran, sedanes y autos Gran Turismo de 1940 a 1954. Aunque el reglamento señala que autos posteriores al 54, que deseen participar en esta categoría, deben cumplir con las características técnicas necesarias y ser estudiados por el comité organizador.


Jo Ramirez y su volvo P1800 en la actual panamericana.
En la categoría de históricos participan coches GT o deportivos, que van desde. 1965  en la histórica A y C. y  posteriores al 72 en la A Plus y B. para el grupo de exhibición participan todos los coches que no fueron contemplados en aquellas categorías.  Para la Pan Am original solo se reciben autos Sport y GT del año 40 al 54 sin excepción alguna. Cada categoría cuenta clon sus exigencias técnicas dentro de sus grupos en cuanto a motores, transmisiones, suspensiones y carrocería. Hoy en día la carrera panamericana  atrae a pilotos y tripulaciones de  todos lados de mundo pilotos como Harry Rovanppera entre otros  pilotos internacionales de gran talla han corrido  la actual panamericana. Incluso  personalidades como los integrantes de Pink  Floyd, que hicieron un documental  en video de la panamericana.  En fin, hoy en día la carrera panamericana  es un clásico de clásicos del deporte motor donde se dan cita desde  pilotos de gran calibre, pilotos entusiastas habituales a este evento, hasta empresarios y  políticos de alto calibre.  Diferenciándose de cualquier carrera histórica  por el hecho de permitir coches, que si bien son de época  están actualizados para competir con tecnología de punta,  por ello es aquí  uno de los únicos lugares del mundo donde se pueden ver  escarabajos con parte de su carrocería realizada en costosa fibra de carbono, con menos de 700 kilos de peso y 140 HP en la parte trasera. En conclusión, la panamericana es  una carrera única en su tipo,  que existió y resalto en una época irrepetible para el automovilismo mundial, y que supo ser resucitada adecuadamente.  Llevando más de 20 ediciones de existencia desde su renacimiento convirtiéndose en una cita de importancia  en el calendario automovilístico tal y como lo fue en  los años 50. Siendo clamada por el publico volviendo a reunir esos Guardarrieles humanos a en las carreteras mexicana,  que desaparecieron cuando  la panamericana se clausuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada