Loading...

domingo, 5 de febrero de 2012

DEL OTRO LADO DEL ASIENTO: EXITOSO TERCER CURSO DE LA ESCUELA DE RALLY NIKOLÁS BEDOYA.



 Por Juan Luis Molano Galeano.

los diciseis alumnos tras recibir nuestro titulo.
  Por tercera ocasión la escuela Nikolás Bedoya  abre sus puertas en 2012 con su tercer curso para pilotos y navegantes. En esta ocasión fui participe del curso de navegantes así que les transmitiré un poco de esta experiencia.. Por tercera ocasión la escuela de rally  Nicolás Bedoya realizo su curso para capacitar a pilotos y navegantes del rally. 16 fueron los alumnos que recibieron el curso, entre los cuales me incluyo.  Como ya es costumbre Nicolás Bedoya, Jorge Iván Bedoya y Santiago Echavarría dictaron el curso para los pilotos. En la cátedra de navegantes, por tercera ocasión Javier Marín dictaba la temática  sobre navegación. El sábado 28 de enero, la parte teórica era dictada en el concesionario Subaru de la calle 128 con avenida 19 en  Bogotá. Allí  de 8 am a 6 pm de la tarde cada participante recibió el apartado teórico que iba a aplicar el  día práctico, el domingo 29 de enero.  Aquel día teórico los estudiantes de la temática de navegación iniciábamos con la mente un poco confundida. Ya que es tanta la información que no  creíamos asimilarla en su totalidad, sin embargo debo elogiar la capacidad docente de Javier Marín, quien con 20 años de experiencia, 4 campeonatos mexicanos de Rally y varias participaciones en el mundial de rally. Sabía perfectamente cómo enseñarnos y hacernos ver lo que parecía  complejo,   en algo que solo necesita  un poco de atención y práctica.                                                                                                                                  


Jorge Iván Bedoya dando su charla de conceptos basico sdel rally
Porque el Navegante, no es un “canta Notas” como Marín lo pone en su manual,  el es el apoyo directo  del piloto, y sus ojos en la ruta. El sabe cuales son sus responsabilidades, que no son pocas.  Es curiosa la cantidad de lápices y marcadores que debe cargar el navegante, por cada una de sus herramientas se debe llevar un repuesto, por lo que un navegante lleva dos o tres cosas de todo. Marín nos hacia énfasis en reducir los riesgos, ya que como sabrán en un rally o en cualquier carrera de autos, hasta el detalle más tonto termina alejándote de la  victoria, o causando una exclusión o abandono. Así que ser meticulosos hace parte de las obligaciones de un navegante. En medio de la clase, Marín lanza una pregunta simple, pero que genera una problemática al bordo del retiro en un Rally, ¿qué pasa si tu piloto pierde las, llaves y no tuviste la precaución de tener .Un repuesto entre tus cosas?  O mejor aun ¿qué hacen si su intercom se queda sin baterías y no llevan un remplazo, o ya están en el tramo y no la pueden adquirir? Simplemente han quedado incomunicados y deben arreglárselas para hacerse entender, con el ruido del coche y del tramo dificultándote las cosas. Pequeñas cosas que terminan arruinándote el día por simple descuido o porque  no preparamos el rally. Pero como es eso de preparar el rally. Un piloto y su  navegante preparan con semanas de antelación el rally en sí, todo lo que hay que llevar,  y la logística del mismo, es  tan así. Que un buen  navegante deja la noche anterior todo lo que necesita en el coche, allí mismo. Pero no solo es el hecho de dejar algo dentro del coche, sino donde se deja y como se deja. El navegante debe organizar  todo de tal manera que siempre sepa donde esta  lo que necesita.   Lo más complicado vendría al finalizar la tarde, el cantar las notas. Aunque no lo parezca el copiloto con su tono de Voz le indica intuitivamente la piloto que tan rápido  de ve ir,   pero una cosa es oírlo y otra hacerlo, tras los intentos de mis compañeros, llego mi turno de leer la hoja.   Uno debe leer rápido pero sin exagerar el tono de voz, o acelerarse al punto que ni el más experimentado de los pilotos te entendería, algo que  ratifique el domingo. Y tras tratar la temática de los carnets, la puntualidad de la llegada a los controles, y de el control del tiempo que se debe manejar como navegante. 

Los  navegantes recibiendo su instrucción.
Finalizabamos el día, poníamos como punto de reunión   una  exclusiva calle de Bogotá para subir  al municipio de la calera y hacer la jornada practica.Una de las sorpresas    elogiables que muestra el avances de la escuela , es   la existencia de una sede fija para  hacer los cursos con más comodidad y profesionalismo. Sede que queda en la calera y que cuenta con el apoyo del gobierno local ,  de hecho el alcalde de la población se hizo presente durante las practicas . al dar inicio los pilotos se dividían en grupos con sus instructores, para comenzar su  jornada practica. Mientras que los  navegantes nos reuníamos con Javier, para comenzar a repasar el manejo del carnet de  controles.   Uno a uno, Marín ponía un ejercicio, donde cada un debía aplicar junto con él, todo lo correspondiente al carnet y manejo de tiempos.  Ya en la práctica bajo un clima perfecto para hacer rallysmo me dispuse a averiguar un poco más sobre el gran paso de la organización del rally colombino. El CRC campeonato de Rally colombiano tendrá su primera fecha fuera del país.  Algo sumamente  admirable y positivo para una categoría que en un año, se formo y se ha comenzado a forjar, usando como clave para su éxito el orden  y el ser una categoría con estándares  FIA, a esto se le suma que  siendo una categoría que sale apenas de su cuna , cuenta con una fecha del campeonato NACAM una regional FIA, algo que tiene una relevancia inimaginable cuando hay tantos países con campeonatos formados hace años, que aun esperan ser elegidos por una regional de la FIA como Nacam, para  ser sede de una fecha. Mérida Venezuela será el lugar elegido para el debut  a fuera del campeonato. para saber un poca más hablamos con  Jorge Iván Bedoya, creador de este campeonato, quien dijo al respecto:  “el año pasado tuvimos pilotos de Venezuela corriendo en nuestro campeonato. Ellos nos han extendido una invitación para ir a competir en su rally, el rally de Mérida. Nos han invitado a competir allá y vamos a ir los participantes del rally colombiano a este primer rally de Mérida,  haciendo que nuestros pilotos se vuelvan internacionales”.Un hecho que  afecta positivamente a la escuela, ya que según Bedoya, están trabajando en la internacionalización de la misma. Y es que  son varios los pilotos de  otros países que han tomado el curso,  con varios extranjeros compitiendo e incluso con un campeón venezolano,  parece inevitable que esto suceda. Continuando con nuestra experiencia llegaba la hora de conocer nuestra oficina,  Javier nos convocaba alrededor de un Impresa 1.6  que compite en el campeonato nacional. De uno en uno Marín nos subió al coche y nos mostro como ubicar todo lo que necesitábamos, a la mano y de manera intuitiva. Así no perderíamos nada de lo que necesitábamos. Pero más que eso nos enseñaba a como amarrarnos en el baquet y a conocer lo que un navegante en plena carrera necesita saber. Cuando me senté en el coche no pensé que fuera tan agobiante, ya que siempre crei, que  el trabajo físico lo hacia el piloto, pero nada más lejos de la realidad. Al sentarme Marín  me dice “amárrate los cinturones” yo procedo a ponérmelos, pero obviaba el hecho de que tan apretados debían estar, solo una pregunta suya basto para que mediera cuenta ¿Qué está mal ahí? Primero no lo había hecho con la suficiente fuerza, segundo  el enganche no estaba donde debería estar, que es debajo del ombligo. Por ello mis posaderas jugaban en el bonito asiento  OMP, esto para un rally debe estar ajustado, porque un accidente y pueden sufrir una lesión en sus caderas. El calor del  coche y la tensión que genera el asiento y el rally , hacen que se deba tener una dieta y una rutina de ejercicio, juiciosa más no excesiva y complicada. Apenas lo suficiente para que  el cuerpo del navegante se mantenga en forma y pueda soporatr estas exigencias.




De izquierda a derecha: javier Marin, Yo resiviendo mi diploma, y Nicolas Bedoya
Una vez  hecho esto y tras otro ejercicio con el carnet, nos entregan la libreta de ruta, que contiene  información de relevancia y la ruta de los enlaces. Una vez cumplido esto llego la hora  de hacer el levantamiento. Este se dividió en dos tandas, en grupos de a tres. Primero fuimos dos compañeros y yo iba junto  a Marín y mis compañeros atrás. Nos muestra como ubicar el enlace, y como referenciarnos, una vez hecho esto . Comienza a dictar las notas. Lomo Full, derecha  dos, términos que el piloto debe interpretar  tan rápido que apenas se hace comprensible, y que el navegante debe cantar a velocidades, que solo son posibles con un entrenamiento continuo. Al regresar de las notas llegaba la hora del almuerzo, y la oportunidad para corregir las notas y entrevistar a más integrantes de la organización y pilotos. Aproveche para entrevistar a  uno de los pilotos estrella de la categoría, el venezolano Alejandro lombardo, quien había competido con mucho  éxito en el campeonato, pero que por cuestiones ajenas a él no había podido hacer la escuela. Lombardo se mostraba muy contento con el hecho de iniciar el campeonato en su país. Lombardo tiene grandes expectativas para  2012, sobre todo porque allí no se  corre  rallysmo de velocidad desde el año 1996, mas en Mérida donde el piloto  del país vecino aseguro que la pasión por el rallysmo es ferviente. Lombardo elogio el nivel de la escuela, y también del campeonato. Al preguntarle  que podríamos esperar de Venezuela en este rally, nos respondió. “podrán esperar carreteras abarrotadas de gente” una gran señal para un país que quiere volver a tener a esta disciplina en su territorio este rally también hace que llegue un cambio adicional a la categoría, el asfalto. Por lo general el campeonato de rally colombiano se corre sobre tierra, pero en Mérida será todo asfalto. con el estomago lleno , comenzaba la puesta en marcha de un rally de simulacro, que pondría a prueba si lo que nos habían enseñado no había sido en vano. Nos reunimos frente aun tablero y se dio a conocer el número de tandas, los pilotos y los navegantes y el coche a utilizar. Yo salía dos veces, una en el Subaru y otra en un Skoda en la segunda y tercera tanda. Así que fui hablar con mi primer piloto, sobre  la estrategia a tomar, y ultimar detalles para estar listos a tiempo. Nuestra decisión había sido de salir cautelosos, pero poniendo en práctica lo aprendido. Aunque en el enlace nos emocionamos un poco, a tal punto que    El Subaru   saca a relucir su saga mostrándonos como reacciona cuando se le lleva a ciertos límites.  Llegamos al reagrupamiento, donde pasaríamos diez minutos antes de dirigirnos al siguiente control horario, y de ahí a la salida del tramo cronometrado. Al llegar al reagrupamiento Nicolás Bedoya  director de la escuela, campeón Nacam en la Categoría A6  e instructor de esta escuela, se nos acerca y nos vuelve a recordar que hay que tener cautela, haciéndome traer a la mente el hecho de  que la escuela hasta ahora no ha tenido un accidente por parte de un estudiante, ni un coche  de instrucción lesionado o algo por el estilo.  Se acercaba la hora el tramo, un joven cronometrista  nos da la cuenta regresiva y salimos comienzo a cantar las notas, al principio no y tuve problemas, pero aquí venia mi inexperiencia, las notas comenzaban a llegar antes de que pudiera cantarlas, así que tenía que acelerar el ritmo de mi voz,  pero se me hace muy complejo lograrlo.  En esta lucha de informar antes al piloto de lo que viene, me equivoco en una curva cerrada a izquierdas, una curva compleja que tomo por sorpresa a varios de los participantes.
sacando conclusiones tras el curso.
La equivocación vino al confundir un S/C se cierra, con sobre se cierra, mi  piloto se confundió, y el Subaru comenzó  a derrapar, pero para mi sorpresa fue un deslizamiento , si bien alegre, total mente controlable y agradable. Se sentía cada momento de la traslación del peso casi que en cámara lenta, con una apacibilidad sorprendente, dentro de lo que un deslizamiento  producto de un error puede serlo. Bueno esto teniendo en cuenta que era una versión 1.6, pero aun así fue muy agradable. Una vez abajo del coche, es notable que por su peso sea un poco más lento que los Skoda pero su chasis es muy satisfactorio.  Una vez terminado mi primer turno,  aprovecho un reducido tiempo para entrevistar a Nicolás Bedoya. El campeón de Nacam en la categoría A6, estaba muy contento con la apertura de este año con un curso de su escuela. Una escuela con más perspectiva, respondiendo a ello:”  la idea es mantener lo que llevamos, el profesionalismo del deporte, que las cosas se hagan bien en Colombia y queremos abrir fronteras. Enseñando técnicas de conducción para vehículos de rally raid que son muy amateurs en Colombia y que han causado muchos accidentes en su trayectoria, porque los pilotos salen ahí mismo, y cometen errores. Queremos darle técnica para que esto no siga sucediendo,  también queremos darle un enfoque social a la escuela”. Nicolás nos comenta sobre  su “hoja de ruta este año” a lo  que nos contestó: “yo empecé al revés, corriendo afuera, ahora que hemos traído el rallysmo a Colombia quiero correr en mi país, vamos hacer una campaña  muy interesante en Colombia, y la meta es correr el campeonato de rally colombiano. Quiero ser campeón nacional, ya que el país tiene un muy buen nivel, hemos recibido ofertas de más  pilotos de afuera para correr el campeonato”.Llegaba mi segundo turno, ahora iba con otro piloto y con otro coche. Me subía a bordo de un Skoda Fabia 1.6, un coche que se muestra inicialmente más  corto que el Subaru y más ligero, eso sí siendo un N2 puro con tracción  delantera. Al salir y hacer el enlace mi piloto se toma sus precauciones, y llegamos a los enlaces de manera segura. Al salir al tramo  se nota la diferencia en el anidar al ser más ligero, pero la tracción delantera  hace que en las curvas el Subaru sea más efectivo, al final el coche es más rápido que el impresa 1,6, pero en lo personal  me quedo con el chasis del Subaru. Al llegar había terminado el curso era hora de  recibir nuestros diplomas y tomarnos algunas fotos, y claro aprovechar para hacer unas preguntas a nuestro instructor Javier Marín. Marín  nos expreso lo contento que estaba de estar por tercera ocasión en el país diciendo: “tienen una escuela digna y profesional, con un campeonato con pilotos de: Perú, Venezuela ecuador y posiblemente México. Cuando menciono a su país no pude evitar preguntarles que venía para él en 2012. Y nos dijo” bueno estamos manejando el aérea comercial del WRC, tenemos una invitación para competir unas fechas del mundial con Benito guerra, y  vamos a correr el campeonato mexicano, posiblemente el colombiano. Estamos cerrando unas negociaciones para venir a competir  a Colombia”.  En conclusión, una experiencia imborrable que me a dejado  claro la incuestionable importancia del navegante y de una relación optima con su piloto para que todo llegue a buen puerto. Pero más allá me deja muy contento ver como este campeonato y esta escuela crecen teniendo como límite  aparente el cielo. Tal parece que lo que al principio parecía una iniciativa más para hacer rallysmo en Colombia, término  siendo la  solución para traer  de regreso como dios manda el rallysmo  al país. Una la disciplina que por años caracterizo a nuestro país. No dejándome más que expresara mis felicitaciones a esta organización  por el trabajo realizado y  generándome unas grandes expectativas  frente a lo que viene este 2012 para el campeonato y para la escuela. Esta  última no pudo abrir el año de mejor manera.

imagenes: Archivo Escuela De Rally Nikóla Bedoya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada