Loading...

viernes, 29 de junio de 2012

LA LEGION LAND ROVER COLOMBIA, ESTUVO EN CUMARAL META.

Por: Juan Luis Molano Galeano


Los Land Rover estacionados en Cumaral.
La Legión Land Rover,  un club de entusiastas a esta marca inglesa donde convergen decenas de  propietarios y aficionados,  no solo a este icónico fabricante, sino  al 4x4 y a la aventura. En días pasados  estos legionarios 4x4 se reunieron en el municipio  de Cumaral en  el departamento de meta. Gracias  a: Mario Alejandro bustos, uno de los legionarios presentes en el evento puedo contar esta historia,

Todo empezó el viernes 15 de junio a las 10  Pm;  como ya es costumbre en Bogotá,   salir a esa hora hacia los llanos orientales se convirtió en un total  dolor de cabeza, así que atrapados en un embotellamiento desesperante, Mario y los demás participantes comenzaron a separarse, unos tratando de buscar salidas otros en el mismo trancón. Tras 2 horas de un interminable intento por salir de la capital de la republica   los Land Rover se reunieron en una estación de servicio para poder largar juntos hacia su destino, pero el camino se mostraba  todo menos fácil.  La lluvia y los tracto camiones que por allí se desplazan fueron moneda común durante todo el camino, acompañados por la penumbra y la terrible señalización vial, que no hacian las cosas más fáciles  para  Mario  y su Land Rover. Conduciendo de manera segura  y sin mayores inconvenientes más allá de los que el clima planteaba, los legionarios pasaban la primera gran prueba, llegar a Villavicencio.

Mario y su  campero




El Amanecer llanero.
Después de 4 horas de viaje, con el sol escondido y tras un ligera espera, Mario y los demás se dirigieron a: él ranchón. Un restaurante ubicado  a las afueras de Villavicencio, donde todos los participantes pudieron observar  un típico y asombroso amanecer llanero en todo su esplendor,  tras  desayunar y esperar hasta el mediodía a que los legionarios, del: Caquetá, Pereira y Antioquia se unieran al encuentro, y ya con los 83 carros reunidos.  Era hora de dirigirse a Cumaral, que se encuentra a unos 40 minutos de Villavicencio,  un recorrido tan corto que nadie pensaba que ocurriera algún retraso grave, pero eso estaba lejos de la realidad, y  las fallas mecánicas comenzaron a sucederse una tras otra, al igual que la solidaridad de todos los compañeros para reparar los land Rover caídos en combate. Al final, un  recorrido de cuarenta minutos finalizo en un trayecto de cuatro horas,  llegando al destino a las cuatro de la tarde del sábado.


El Campamento De Los Legionarios.



La Discovery , Volcada En El  Rio.
  Cansados después de tan largo trayecto, era hora de parquear   las machinas  y prepararse para pasar la noche y acampar. El domingo  a eso de las 8 am de la mañana los legionarios recibían la primera comida del día,  para  disponerse a ir a  los vados y las trochas que la región les ofrecía. Así que,  una vez listos,  Mario y sus colegas emprendieron camino hacia los ríos: Cumaral  y SP  De Guarajay, ya para las 9: 30 los Land Rover juagaban en el rio, mientras los carros iban pasando. Otros como Mario,  veían desde un pequeña isla como otros se las arreglaban para pasar, pero ya cuando el mediodía se acercaba,  una discovery negra, decidió hacer lo impensable, enfrentarse a la fuerte  corriente del rio. Mario y otros legionarios  advertían a Martin; el piloto del oscuro discovery , de que no lo hiciera, pero las advertencias fueron arrojadas a un saco roto y la camioneta  arremetió hacia la parte más caudalosa del rio, cobrando el atrevimiento con el volcamiento de la Land Rover. Mientras los demás seguían su camino,  Mario y otros compañeros se quedaron en las labores de rescate, sacando a los ocupantes del vehículo y  a ayudar a poner de nuevo sobre los cuatro neumáticos  al mismo.


Asi Quedo La discovery, Tras Su Accidente.




Mario Cruzando El Rio, Junto Con El Grupo.
El rescate fue por demás complicado teniendo que usar un tractor que también sucumbió  ante el poderoso rio. Es allí cuando entra en acción  un Rang Rover, que con su poderoso winche, de gran  capacidad de unas,  que logro concretar el rescate. Tras unas cuatro horas de rescate Mario decidió retornar al hotel para descansar y relajarse en la piscina, para luego  en la noche celebrar junto con los demás participantes en este encuentro Land Rover.  El lunes que afortunadamente era festivo Mario junto con sus acompañantes y al igual que  otros legionarios, decidieron regresar para evitar el caos de entrar a Bogotá. Sin embargo, algunos se quedaron para colaborar con obras sociales en el municipio.

En fin;  así   concluye  un fin de semana lleno  de lo que uno esperaria en un evento como este: aventura, camaradería y percances técnicos que siempre se hacen presentes en estos evento, no pudiendo pedir mejor conclusión para este encuentro Land Rover.

Agradecimientos, a: Mario Alejandro Bustos por la Información y fotos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario